La Guarida del Mangaka. Foro dedicado a artistas gráficos, digitales y literarios. ¿Deseas hacer un Manga? ¿quieres mejorar tus habilidades en el dibujo o la escritura? Encuentra aquí todo lo necesario además de convivir y compartir tu arte con otros.

Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas
» Responde Rápido
3/11/2017, 6:44 pm por Miyu

» Confiesa
4/12/2016, 6:12 pm por Miyu

» Motivos para Photoshop
6/1/2012, 2:25 pm por Amidaken

» A él
19/12/2011, 12:48 pm por mimi pink

» De vuelta de las oscuras entrañas de mi rosada habitación >u<
15/12/2011, 1:53 am por Miyu

» ~Concurso de Halloween~ [Votación Abierta]
26/11/2011, 4:31 am por Miyu

» mi mimi mundo
21/11/2011, 6:12 pm por Mika

» Cosillas cochinas
14/11/2011, 10:27 pm por Xkalibolg

» Si lo saben los Dioses, que lo sepa el mundo... xD
14/11/2011, 9:43 pm por Xkalibolg


No estás conectado. Conéctate o registrate

***Siberian Youngs*** (primer capitulo version One-shot.)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

Xkalibolg

avatar
Dibujante
Dibujante
--Alizet
*/Leroy
~~Nickanorr


Siberian Youngs. Episodio piloto.

Nickanorr Strovonovsky.

Konnichiwaaa minnaa-san! Mi nombre es Nickanorr Strouvonovsky, un chico con las mejoras notas que un estudiante pudiera sacar, sobresaliente en los deportes y no solo eso, sino que tambien el Principe del continente de Siberia; O al menos asi fue hasta que mis padres, el Rey y la reina, murieron en un accidente en un avion...; fue un dia bastante triste para mi, queria a mis padres, en especial a mi padre, mas que a nada en este mundo. Fui a su funeral en la mañana, nevaba mucho, y a pesar de ser un rey con mucha aceptacion no muchas personas estuvieron presentes debido al intenso frio que hacia, en cambio yo me quede ahi sin decir nada hasta muy noche, ya tenia 7 (21) años para ese entonces y se suponia que debia estar preparado para algo asi; de las pocas veces que hablaba con mi padre este me decia entre frases “Debes estar siempre preparado para lo inesperado”, pero aun asi no me sentia para nada preparado para esto, me habia sentado en una roca a comtemplar el mausoleo dedicado a los primeros goberantes de Siberia como continente, quienes habian unido a la gran mayoria de naciones en uno solo, pensaba si no se sentian solos al no estar rodeados de cadaveres como los demas muertos y tambien sobre porque nadie me ofrecio sus condolencias o me aconsejo no quedarme en la tormenta que habia y que regresara a casa.

Al dia siguiente del funeral, durante la cena, mi tio, hermano de mi padre, me dijo que según estaba escrito en el testamento de mi padre el seria el nuevo rey de Siberia y tomaria todas sus funciones y posesiones y las administraria como mejor le pareciera, esto no me molesto, ni siquiera le tome importancia, porque habria de preocuparme por cuestiones economicas o politicas cuando habia perdido a un ser querido, pero luego me di cuenta que lo que él acababa de decir estaba directamente relacionado conmigo, pues el me dijo que mañana mismo tenia que desalojar el castillo y que solo llevara la ropa que actualmente tenia puesta, todo lo demas se quedaria como pertenencias del estado, no supe responder a lo que dijo, pero si habia sido la ultima voluntad de mi padre, que el se encargara de todo no podia negarme.

Asi fue como deje mi vida en el castillo, los guardias me escoltaron hasta que me llevaron fuera de la capital, a donde por decreto tenia prohibido entrar, aun podia ver el enorme y blanco castillo que parecia tocar las nubes mientras me alejaba, pero ya no sentia tanto pesar por lo ocurrido cuando pense que era la primera vez que dejaba la capital, podria ver como eran las personas de aquí afuera, las personas con las que vivia me daban una gran sensacion de que no actuaban con libertad por alguna razon; un olor agradable a comida me llego a la nariz y fui siguiendolo hasta llegar a su fuente, en una casa habia una familia cenando, tenian mesas y sillas de madera acojinadas y una fogata que se veia confortable, asi que toque la puerta, cuando la señora de la casa se acerco con cautela para ver quien era y pregunto por ello, yo solo respondi: Buenas tardes, mi nombre es Nickanorr Strouvonovsky, me parece que tienen una rica cena y el lugar se ve muy acogedor, me pregunto si me dejarian unirme a ella?, ella se quedo callada un momento tratando de entender mis intenciones, para luego gritar, vayase! Larguese de aquí!, si quiere comer busque un trabajo, holgazan!; ella habia sido muy grosera conmigo, pero aun asi tenia razon en que debia conseguir empleo, asi que fui en busca de uno, preguntaba en todos los lugares que podia, pero siempre terminaban arrojandome agua y gritandome que me fuera, no sabia porque toda la gente me trataba asi, quizas era por el lugar en el que estaba, asi que decidi viajar al siguiente pueblo, como me habia ido sin comer nada del pueblo anterior y no cargaba mas que lo que llevaba puesto llegue muriendome de hambre al siguiente pueblo apoyandome con una vara para caminar, y me encontre a dos monjas de la iglesia catolica que repartian alimento a una gran fila de personas necesitadas, yo era una de ellas en ese momento asi que me puse en la fila, pero cuando llegue ahi, me vieron con mala expresion y me dijeron: acaso se burla de nosotras, con la ropa que trae usted no es un necesitado, le parece gracioso el ver el enfado en nuestros rostros?; No es asi, respondi, me acaban de echar de mi casa y no he comido nada, no tengo lugar a donde ir tampoco, asi que clasifico como alguien necesitado no?, largo de aquí o llamamos a la policia! Gritaron ellas asi que me tuve que ir pues retrasaba la fila y las personas se estaban poniendo cada vez mas enfadadas.

Despues de haberme ido de aquel sitio me sente frente a una casa que parecia estar abandonada, esta tenia un arbol pequeño y delgado, cuando me sente en aquel lugar la nieve de sus hojas se resbalo y me cayo encima y seguido de esto tambien las hojas, y mas extraño aun, ratas, cucarachas, polillas y otros pequeños animales salieron de los rincones oscuros de aquellas casa y se dispersaron a las casas vecinas, se podria decir que era un dia malo, aunque la verdad no era particularmente malo para mi, simplemente suspire y segui reflexionando sobre lo que me ocurria ahora y lo que debia hacer de ahora en adelante; Pense... que tal si las personas de esta ciudad son xenofobicos, eso explicaria porque su actitud brusca hacia mi, aunque... ese no seria el caso dado que tambien en la ciudad anterior fue igual, entonces que tal si ellos son los remanentes de algun pais conquistado que guardan rencor hacia la corona, me reconocieron como el principe y por eso me odia...., creo que tampoco es el caso siento como si nadie tiene idea de quien soy a pesar de que apenas hace unos dias era el sucesor al trono. Continue pensando en cosas como esa y un pensamiento me llevo a otro, es curioso como puede alejarse uno del tema principal al pensar mucho pues despues ya estaba pensando en cosas como ¿porque en Siberia el año dura 36 meses y no 40? ¿Si el cielo en Namekusein es verde, significa que ellos respiran metano?, entonces porque Bulma no murio al llegar al planeta?, pero luego pense en algo que llamo mas mi atencion, ¿Que tal si en realidad asi es como la gente deberia de haberme tratado siempre pero no se los permitian?, fue ahi que vino a mi un recuerdo que habia tenido cuando era niño, estaba en el pasillo de una escuela detras de un casillero y escuche a unos niños hablando y riendo entre ellos, todo era tan “natural” no parecia que nada de lo que dijieran les importara realmente solo hablaban por el placer de hacerlo, en cambio conmigo era muy diferente, lo que me decian era algo que habian aprendido en alguna parte, me tomo un tiempo, pero decifrando los patrones en las frases que me decian podia incluso adivinar lo siguiente que dirian, ademas muchos de mis compañeros eran transferidos de clase de modo que ninguno durara dos años en la misma clase que yo; eso es, debe haber alguna razon para que todos me odien y sin embargo mi padre trato de que yo no me enterara de ello, pero que sera lo que hace que a la gente no le agrade?

Pensaba en ello cuando paso por ahi un monje de estilo asiatico, probablemente budista, este se agacho y me dio un plato con sopa caliente “trata de recordar la amabilidad mostrada a ti cuando quieras dañar a alguien mas” fue lo unico que dijo y siguio su camino, entonces me dije a mi mismo -fui un tonto al pensar todas esas cosas antes, tengo que ganarme la confianza de las personas, no puedo esperar que me acepten asi de facil, tengo que esforzarme- Me levante de aquel lugar luego de haber comido y fui a buscar a aquel monje para agradecerle por su noble gesto y en el camino me encontre a un grupo de jovenes con abrigos bastante largos y el cabello corto, me rodearon y dijeron: Hey, acaso no sabes que este es nuestro territorio? No eres bienvenido aquí mierdecilla.

~~En serio este es su territorio? Disculpen no lo sabia, deberian poner alguna clase de aviso o algo asi para que la gente se de cuenta de ello.

Asi que tenemos a un listillo por aquí no?, dijo uno de los jovenes con una expresion de enojo en el rostro muy pronunciada, yo pense que estaban alabando mi inteligencia y les dije:

~~Bueno si modestia aparte soy bastante listo, mis notas en la universidad eran 100/100, muchas gracias por el elogio.

Luego de decir esto no se porque pero todos los tipos adquirieron la misma expresion que el anterior, uno de ellos me lanzo un golpe al rostro y yo me cubri cruzando los brazos, pero otro me dio una patada en la espalda que me saco de balance y luego alguien mas me dio una patada en las rodillas que hizo que cayera al suelo adolorido, no entendia que pasaba, por sus expresiones estaban obviamente molestos pero no pense que conmigo yo no les habia hecho nada, sin embargo ellos continuaron pateandome con esmero despues de derribarme, dolia, dolia mucho! Solia hacer bastantes deportes y pensaba que estaba acostumbrado al dolor fisico, pero esto era muy distinto, el sentir que tus huesos empiezan a romperse, que tu piel se rasga y sobre todo el observar en los ojos de estas personas que en verdad quieren destruirte, sin embargo de pronto sus patadas y demas empezaron a volverse mas debiles hasta que pararon, muchos de ellos jadeaban, otros parecian mareados y uno de ellos cayo desmallado en seguida; Jefe! Franco se desmayo, tenemos que llevarlo a alguna parte, dijo uno de los jovenes y el lider volteo a verme diciendome “Dale gracias a tu dios que tuviste suerte esta vez, pero sera mejor que no te encontremos por aquí de nuevo”; segui el consejo del joven y rece al eterno Padre y a su hijo Jesus dando gracias de que esto haya terminado.

Como esa parte de la ciudad les pertenecia a aquellos jovenes no me quedo mas remedio que irme al otro lado de la ciudad, en el camino me encontre con una especie de gran casa japonesa algun doujo o templo quizas, pense que ahi podria estar aquel monje y asi le agradeceria por lo que hizo por mi, pero nuestro encuentro aun estaba lejos de poder ser, pues me encontre a otra banda de chicos, vestidos de manera distinta a los anteriores, decian que este era su territorio y me acusaron de ser un espia de la banda contraria a sus ideales, yo trate de explicar que no era asi pero no sirvio de nada, comenzaron a golpearme como la vez pasada, hasta que esta vez tres de ellos perdieron el conocimiento, el jefe de ellos me miro con resentimiento como si fuera mi culpa y me dijo “ no se que habras hecho pero esto no se va a quedar asi, incluso si huyes de la ciudad iremos por ti entiendes!?” Que esta pasando aquí me decia a mi mismo, esto era extraño, sera ayuda divina? Dios cuida de mi y no permite que aquellos jovenes terminen el trabajo? O realmente habre hecho algo sin saberlo?.

Despues de aquella pelea llegue a como pude a la puerta del supuesto Templo-doujo, y encontre a a un tercer grupo de jovenes, no se me podia culpar por tener un poco de miedo a que ellos tambien vinieran de una pandilla, sin embargo agarre el suficiente valor para ser optimista y pensar deben ser... de algun grupo de jovenes activistas por el medio ambiente, si, eso debe ser; pero en la vida a veces por mucho optimismo que se tenga las cosas no salen bien, efectivamente eran de otra pandilla y comenzaron a golperme a pesar de ver que ya me habian golpeado otras personas antes, pero esta vez casi al solo acercarse empezaron muchos de ellos a perder el conocimiento, finalmente yo tambien me desmaye.

Cuando desperte, estaba viendo hacia un techo gris, un techo desconocido, eso me alegro mucho pues significaba que aun estaba vivo, me levante de la cama donde estaba y cuando logre sentarme la cama se rompio y me cai, estaba muy adolorido pero me di cuenta de que todas mis heridas habian cerrado y ya no sangraba, sin embargo podia sentir que aun estaban ahi bajo la piel, mientras examinaba mi cuerpo llego alguien a la habitacion, era el mismo monje de la vez pasada, “veo que ya te encuentras mejor, espero esto te deje una leccion y ya no sigas buscando pelea” me dijo el, yo pense en explicarle lo que paso, pero quizas seria dificil de creer para el asi que simplemente me lo guarde para mi mismo.

~~Muchas gracias por haberme ayudado, y tambien por la comida de la vez pasada en verdad estuvo deliciosa, sobre todo con el hambre que tenia.

Monje: Acaso no te preguntas donde estas o porque te estoy ayudando?

~~Pues supongo que estoy en su casa o en aquel Templo-doujo, y si me ayudo es claro, porque es lo que las personas hacen no, se ayudan las unas a las otras.

Monje: Tienes razon, esta es mi casa, y tambien creo que las personas deberian ayudar a sus semejantes, pero tambien tienen la libertad de no hacerlo o incluso hacer daño a los demas gracias a su libre albedrio, pero si yo elegi ayudarte es porque creo que tienes oportunidad de recorrer el buen camino nuevamente, alguna vez fuiste alguien bueno no?

No estaba seguro de que responder, alguna vez fui bueno? Nunca me lo habia preguntado, pensaba que de hecho ya era bueno, pero quizas aun debia esforzarme por serlo mas.

Monje: te has quedado callado, no tienes que responderme ahora, es dificil dejar de ser quien eras para ser una nueva persona pero creo en que podras lograrlo.

Era la primera vez que sentia que alguien creia en mi para algo, mi padre siempre me apoyo pero cuando hacia algo el tenia desde antes la seguridad de que lo lograria asi que no s sorprendia mucho si lo hacia, sin embargo esta sensacion era distinta, que alguien pusiera sus esperanzas en mi se sentia muy bien y por lo tanto.

~~En serio cree que pueda lograrlo!? Muy bien puedo ir a su Templo-doujo para aprender mas acerca de como ser bueno?

Monje: Lamentablemente no puedes hacer tal cosa, intente llevarte ahi en primer lugar, pero los lideres me dijeron que tenia prohibido traer a alguien tan inmundo a la santidad del monasterio; yo podia sentir que eras una mala persona desde que te conoci, pero ellos vieron mas alla aun, quien sabe que clase de pecados atroces habras cometido, no es algo que quiera saber, pero quiero que sepas que eres bienvenido a mi casa fuera del monasterio, tratare de guiarte por el sendero de la rectitud otra vez.

Yo estaba muy agradecido con aquella persona a la cual no habia ni siquiera preguntado su nombre, pero no podia quedarme en su casa causandole molestias, debia salir y enfrentarme al mundo por mi mismo.

Sali de la casa cuando el monje no estaba, y reuni todos los vidrios rotos que pude encontrar en aquellas calles de la ciudad, luego hice una fogata que estaba bajo tierra con dos salidas de aire para aumentar la intensidad del fuego y asi pude fundir todo el vidrio para conseguir trazos mas grandes a los cuales les di una curvatura exacta para que al encajarlos en unas latas con cubierta de plastico negras obtuviera algo que solucionaria mis problemas, unos binoculares!!! tara ra raaa (sosteniendolos como cuando Link encuentra algo en el juego de Zelda).

Ya con mis binoculares me dispuse a subir a una pared de una casa para observar con ellos a los monjes del monasterio, me tenian prohibido entrar pero no habian dicho nada de observarlos asi que estaba bien, me concentre en los famosos entrenamientos de los que habia leido que tenian, aprendia sus movimientos me seria mas facil lidiar con los jovenes que me agreden por aquí. Construi mis propias armas con los recursos que tenia y practicaba los movimientos que veia, despues de muchas derrotas al fin llego una batalla en la que yo fui el ganador, se sentia bien al principo, pero despues me di cuenta de lo mal que estaban ellos, las heridas que les habia causado
empezaban a tornarse negras y purulentas, algunos de ellos temblaban de todo el cuerpo, mientras que a otros se les habia caido todo el cabello de la cabeza y en su lugar habian quedado solo manchas cafes; esto para nada era una victoria satisfactoria pensar que yo habia hecho todo esto me hacia sentir muy mal, yo solo me fui de ahi a pensar en que debia hacer, la verdad ganara o perdiera el resultado era el mismo, los tipos empezaban a sentirse mal y colapsaban, la unica opcion que tenia era el volverme mas fuerte, tan fuerte que nadie se atreviera a desafiarme o que por lo menos los pudiera derrotar con el minimo de daño, entonces cuando llegue a aquella casa abandonada donde me quedaba tome una de mis armas y senti que esa era la indicada para lograr mi objetivo, era una lanza con una hoja afilada de pedernal, muy negra y con brillo en el borde afilado, era como si hubiera usado aquella arma en cientos de batallas antes, mis ancestros estaban conmigo pense.

La noche de ese mismo dia deje de practicar los movimientos de los monjes para hacer algo que se me habia ocurrido, los movimientos de deslice de la manos en la lanza se veian entorpecidos por mi guantes asi que me los quite y cubri con Polvo ceramico que habia encontrado, no solo me ayudaba a agarrar mejor la lanza sino que tambien me mantenia calientes las manos sin los guantes; despues de ello practique como deslizar mis manos por la lanza y los desplazamientos circulares toda la noche, para cuando termine mis giros eran tan fluidos que casi no estaba cansado por el entreno, combine dicha tecnica con la de los monjes y la practique todas las noches, para cuando llego mi proxima batalla con los jovenes de ahi logre derribarlos antes de que se dieran cuenta apuntando con la punta de la lanza a la garganta de uno de ellos, todos salieron huyendo del lugar pero diciendo que aun asi regresarian para vengarse, deseaba que eso no fuera cierto, pero ellos seguieron viniendo lastimandose mucho, en que estan pensando? Me decia a mi mismo.

Me habia ganado una reputacion como un delincuente peligroso para los adultos del pueblo y como el lider de alguna banda para las demas bandas, me entristecía tal malentendido, pero no podia hacer nada al respecto por el momento, pensaba en ellos mientras caminada y ahi fue cuando me encontre de nuevo con aquel monje.

Monje: Necesito hablar contigo, ven a mi casa por favor.

Ya estando alli el tenia una expresion de desconcierto en su rostro, suspiro y empezo a hablar.

Monje: Los monjes del monasterio me han asignado a mi la mision de sacarte de esta ciudad a como de lugar.

~~Pero... porque?, no he hecho nada malo, si es por observar los entrenamientos que tenian nunca dijeron que fuera prohibido cierto?

Monje: Escucha atentamente, tal vez no lo entiendas pero hay distintos tipos de meditacion y la mayoria se clasifica por cuan profunda pueda ser esta, los lideres del monasterio no han podido meditar como se debe desde que llegaste, cuando ellos lo intentan sus mentes se llenan de pesadillas que les parecen interminables, pero habian estado decidiendo quien debia encargarse de ti y por eso es hasta ahora que vengo aquí a decirtelo.

~~No se precupe, no le causare mas problemas me ire por voluntad propia, despues de todo me habia quedado solo con la esperanza de que me enseñara mas cosas y de que las esperanzas que puso en mi rindieran frutos.

Monje: El decir si una persona es buena o mala depende de sus acciones y no de sus palabras, te he estado observando y tus acciones me dicen que eres una buena persona, por lo menos en la actualidad, aun asi hay quienes efectuan buenas acciones con un corazon oscuro, puede que tu seas uno de ello, no se en que creer, Cual es ese pecado tan grande que cometiste?!

~~Sinceramente no lo se, tal vez ese pecado tan grande que cometi sea el haber nacido...

Despues de decir aquello me fui de esa ciudad para nunca volver, busque algo en lo que pudieran emplearme en otras ciudades pero siempre terminaba arruinandolo, trabajaba de fabricante de zapatos y las costuras se rompían, trabajaba como vendedor y alejaba a los clientes, trabajaba como corredor de bolsa y aunque al principio hiciera un buen trabajo al poco tiempo la compania estaba en numeros rojos; solo continuaba por la vida gracias a mi creencia de que cuando tienes mala suerte solo es preparacion para que te sientas mas agradecido cuando tengas buena suerte.

Era una tarde preciosa en este dia, el sol tenia un color dorado muy particular, la luna tambien podia verse y las nubes estaban teñidas de rosa, pero no tenia mucho tiempo para contemplar el paisaje pues en este momento estaba huyendo de un grupo de personas furiosas, habia estado trabajando en la construccion de una casa y todos los clavos que use estaban oxidados al extremo que la casa se cayo y todos estan muy enojados con ello, pero alguien en un rincon me halo y asi me ayudo a escapar, en ese momento no lo sabia pero esa persona se convertiria en mi primer amigo...


Leroy DeMorgan.

Mi nombre es Leroy DeMorgan, el hijo de uno de los fundadores de la logica matematica Augustus DeMorgan, a pesar de ello nunca pase de ser un estudiante promedio, lo cual no me molestaba, pero a mi padre si, queria que fuera un genio, pero siempre me interesaron mas las actividades fisicas, asi que mi cariño hacia el nunca fue reciproco, en cambio mi madre me queria mucho; pero cuando tenia 6 años (18) hice algo terrible en mi ciudad, la verdad nunca nadie supo que yo lo hice a exepcion de mi hermana y mi maestro , pero no pude vivir mas ahi, sali de la ciudad para nunca mas volver.

Este dia estaba apoyado en una pared a la sombra de una casa, tenia mucho sudor en el cuerpo y me encontraba algo debil, no es que tuviese fiebre o hubiese estado haciendo alguna clase de entrenamiento, mas bien acababa de tener una dura confrontacion con alguien a quien debo ver obligatoriamente todos los dias de mi vida, las personas que me conocen no imaginan por lo que tengo que pasar y no las culpo por ello, siempre estoy trabajando con una sonrisa en el rostro y a pesar de que cuando me enojo golpeo a las personas al azar, la gente dice que es muy facil confiar en mi, como si hubiese nacido con buena fortuna, que equivocados estan ellos; pero bien no puedo quedarme aquí para siempre quejandome de mi situacion, debo volver a trabajar.

Me preparaba para viajar al siguiente pueblo cuando llego mi jefe para hablar conmigo.

Jefe: Todavia no entiendo porque tienes que irte, no tienes problemas con tus compañeros, te llevas bien con la gente de por aquí, incluso veo que algunas chicas estan interesadas en ti, entonces cual es tu prisa por salir de la ciudad.

*/ Vera, estoy haciendo un viaje y no me puedo quedar mucho tiempo en una ciudad, ustedes han sido muy amables conmigo y se los agradesco pero aun asi... un par de chicas interesadas en mi dijo? No, nada de eso, quiero decir que ya me debo ir, adioos, siempre los recordare!.

Asi fue como parti de aquella ciudad la cual al fin y al cabo olvide pronto, el jefe era amable conmigo pero su amabilidad se debia a que yo hacia el trabajo de 4 hombres y me pagaba menos por ser novato, en otras palabras me estaban explotando dulcemente, parti hacia la siguiente ciudad camino al sur, la ciudad de Broken ice, al llegar fui a comer a un bar cercano y por una cerveza, como es tipico de esos lugares se dio una pelea entre dos tipos y vi una oportunidad de trabajo ahi, uno de ellos habia cogido una mesa y la lanzo al otro, pero yo la atrape en el aire y la puse en su lugar, sonrei un poco y a los instantes lo unico que se vio fue como los sujetos que estaban peleando salieron volando por la puerta del lugar muy dañados de todo el cuerpo; despues me dirigi hacia el dueño del bar y le propuse mis servicios como guardia del lugar, no solo echaria a cualquiera que causara problemas sino que tambien garantizaba cuidar de los bienes del local, el dueño del lugar me miro fijamente unos segundos antes de contestar, quizas estaba algo confundido por mi expresion seria de ese momento la cual no se parecia a la sonrisa que tenia mientras peleaba, pero la mayoria de las veces que sonrio es cuando peleo, como un reflejo involuntario o algo de ese tipo de cosas; al final el trabajo era mio y me pagaban mejor en ese sitio que en el anterior, si, las cosas iban relativamente bien, seguía mi viaje como tenia planeado y me era facil ganarme la vida mientras lo hacia.

Al siguiente dia habia despertado en una posada cercana donde me hospedaba, esta ciudad era algo medieval por lo que no tenian TV o algo que hacer a parte de las labores diarias, era un poco aburrido, sobre todo cuando quisiera algo que me hiciera olvidar lo que habia soñado, si se le podia llamar asi pues en realidad nunca habia tenido un sueño como los demas los tienen, desde que tengo memoria cada vez que duermo y no estoy lo suficientemente cansado solo recuerdo con claridad momentos vividos de mi vida en el pasado, todo lo que veo es algo que ya he visto anteriormente de manera aleatoria, las veces que fui al doctor, cuando jugaba en el parque, cuando me sorprendieron robando dinero del bolso de mi madre y me castigaron no dandome de comer por tres dias, todo eso veia mientras dormia, era molesto, muy molesto pero que podia hacer, quejarme no resolveria las cosas.

Cuando iba de camino al trabajo vi a lo lejos a un chico nuevo que llegaba a la ciudad, era rubio y de ojos verdes, a primera vista un chico riquillo a no ser por sus ropas rasgadas y una lanza hechiza en su mano, llamo algo mi atencion el ver como las personas del lugar lo veian, todas cambiaban de expresion cuando el pasaba y los niños dejaban de jugar hasta que el se iba; en parte me hizo sentir mejor, me dije a mi mismo que tambien hay otras personas con problemas extraños aparte de mi jaja.

Los siguientes dias vi al mismo chico por la ciudad tratando de conseguir trabajo pero todos parecian rechazarlo, hasta que un dia lo contrataron para construir una casa, de las muchas casas de madera del lugar, estaban faltos de personas y quizas por eso no tuiveron mas opcion que darle trabajo, por lo que pude ver lo hacia bien y siempre tenia una sonrisa en el rostro, otra cosa curiosa es que siempre parecia tener la mirada fija en el cielo. Un dia sali temprano del trabajo y pase por donde construian aquellas casas y note algo fuera de lo comun, aquel chico ponia clavos nuevos de acero en la construccion pero al poco tiempo de hacerlo estos comenzaban a oxidarse, el no lo notaba pero era evidente que de seguir asi la casa se derrumbaria, pues no solo los clavos se oxidaban sino que algunas tablas se podrían tambien, y asi paso la casa se cayo cuando todos se disponian a cenar y sin dudarlo culparon al chico por lo que paso y lo persiguieron enfurecidos y alguno que otro con una antorcha, vaya situacion me dije y creia que estas escenas solo se veian en las peliculas de mounstros; pero bien al final corri por una serie de callejones atajo para ir mas rapido que aquel chico y asi logre alcanzarlo, porque estaba ayudandolo? No tengo idea pero no era tiempo para pensar, como me decia mi maestro, “no piense, hagalo!”, lo hale del abrigo y lo traje al callejon y luego logramos perder a aquellas personas por entre ese lugar.

Cuando por fin paramos y pudimos hablar, pero no lo hice de inmediato pues al tratar de hacerlo todo mi cuerpo se paralizo, desde mi interior sentia que debia alejarme de ese chico lo mas pronto posible, pero aun asi aprete mis puños y con mucho esfuerzo le dije...

*/ Hey, tu..., si quieres podemos se amigos de ahora en adelante.

El no contesto de inmediato tampoco, pero cuando lo hizo dijo emocionado:

~~Por supuesto que si! Ahora eres mi mejor amigo en todo este ancho mundo!

Su respuesta me impacto un poco, en que me estaba metiendo pense, pero dese ese entonces viaje junto a el, como yo era el que decidia a donde debiamos ir no habia problemas con que viniera conmigo a no ser...., que ahora por su culpa no encontraba trabajo alguno, yo era muy habilidoso sin embargo la mala suerte de este tipo era tan grande que arruinaba todo lo que intentaba.

Este dia me encontraba viajando con el en una tormenta de nieve, en una mochila el llevaba todas nuestras cosas y era pesada, pero aun asi sabia que no podia ofrecerle mi ayuda aunque quisiera por convenio propio, otro convenio al que habiamos llegado era que lo llamaria joven Strouvonosky pero la verdad ese no lo cumplo porque es un fastidio asi que solo lo llamo Nick; ya llevabamos un tiempo viajando juntos pero siempre hasta este viaje pude ver que la lanza que llevaba consigo no era un adorno, nos encontramos con unos ladrones en el camino y el se encargo de ellos realmente rapido, sus ataques no eran fuertes pero su velocidad era casi tan rapida como la mia, si no hiciera tanto frio en este momento creo que lo retaria a una pelea.

Pensaba en ello cuando me di cuenta de que Nick habia parado en el camino, la tormenta de nieve habia cesado un momento y era perfecto para avanzar lo mas que se pueda, entonces porque para ahora? Me dije, pero luego vi la razon de ello el estaba ido viendo a una linda chica de cabello rubio y ojos color rojo, tenia un vestido café claro con celeste y estaba frente a una caravana lujosa, oh asi que se habia enamorado, otra vez, la verdad le pedia matrimonio a la mitad de las mujeres que conociamos, pero esta era bastante bonita no lo culpo. Cuando el se acerco un poco a ella se alegro pero yo presenti el peligro que la situacion conllevaba y paso justo lo que pensaba ella lo habia visto y tenia cara de estar aterrada cuando Nick se acercaba, el se dio cuenta momentos despues e intento retroceder lentamente para no asustarla, pero ya era tarde, ella dio un grito y llamo a los guardias.

+-Kyaaa!! Guardias, acaben con ellos!!!

Bueno unos cuantos guardias no me iban a asustar solo me servirian para ganar algo de calor en el cuerpo me decia a mi mismo mientras tenia ansiedad porque la batalla empezara, pero aquellos guardias salieron con Slidhes en sus manos, unas lanzas con un cristal en la punta, cuando el cristal brillaba causaba perdida del equilibrio y vomitos a quien no portara una, contra algo como eso no podia, asi que sali corriendo y mi amigo hizo lo mismo, me fue muy dificil conseguir mi almuerzo y por nada lo perderia al vomitar y claro ese era el menor de nuestros problemas, según las leyes de Siberia no hay castigo alguno si alguien mata a ladrones en el camino que era lo que pareciamos, ya sabia yo desde un principio que algo asi pasaria pues en este momento cargabamos con diversas armas artesanales que intentariamos vender en la ciudad siguiente, era normal que parecieramos criminales con la ropa rasgada, armados y sin nadie que responda por nosotros, asi que tocaba correr por nuestras vidas!, hablando de eso mi amigo corria realmente rapido tambien, casi no podia alcanzarlo, supongo que tanto pasar huyendo de las personas le dio esa habilidad, pero de pronto paro otra vez, era un declive en la nieve bastante grande y alto, me quede pensando un momento y dije.

*/Que estas haciendo salta ya o nos alcanzaran!

~~Emmm porque no saltas tu primero Leroy-san? Yo te sigo despues.

No puede ser..., era justo lo que me temia, el le temia a las alturas y lo que es peor yo tambien, que ibamos a hacer? Solo habia una ruta de escape, no podiamos enfrentarnos contra esos tipos, pero estaba aterrado de solo pensar en saltar. Por buena fortuna para ambos algo paso que nos salvo, alguien corrio a gran velocidad en la nieve, no pude ver bien su rostro hasta que ya nos habia embestido hacia el declive de nieve, los tres caímos, Nickanorr y yo gritabamos mucho, pero yo me calme solo para ver que abajo nos esperaban unas formaciones de cristales extremadamente afilados en donde nos hariamos picadillo, entonces empece a gritar mas aun pero de pronto vi una extraña luz y un viento que nos empujo fuera del alcance de las salientes, no pude recordar nada mas porque me desmaye...

Cuando desperte ahi estaba la persona que nos habia salvado, era una chica, y yo grite de inmediato.

*/Muchas gracias por habernos salvado! Te debo la vida!

Pero ella hizo como si no me hubiera escuchado y se dirigio hacia mi amigo preguntandole si estaba bien.

--Como estas? No te has lastimado ni nada?

Me habia ignorado, pero pense que quizas fue porque mi amigo era mas parecido a ella que yo, ella tenia tambien ojos verdes y cabello rubio(aunque con algunas partes rosas) mientras que yo tenia cabello negro y ojos café oscuro, que injusto que la gente se deje llevar por las apariencia pense, aunque quizas no era eso, que tal si era su hermana? O alguna princesa exiliada tambien, queria aferrarme a alguna de esas ideas tratando de pensar lo mejor de ella. Luego de unos momentos Nick se desperto algo confuso y pregunto:

~~Oye, ese destello que vimos por alla, que fue exactamente?

--Me alegro que estes bien, al fin pude encontrarte!

~~No has respondido mi pregunta, que fue lo que brillo alla y porque seguimos vivos?

--Emmm bueno, son cosas que pasan de vez en cuando, no todo tiene explicacion, es como, es como..., como un milagro, si eso definitivamente fue lo que paso.

Podia ver que mentir no era algo en lo que ella se destacara, pero me inquietaba la actitud de mi amigo hacia a ella, deberia al menos decir gracias en lugar de insistir con sus preguntas, pero dejo de preguntar y se dirigio a donde estaba.

~~Oye, estas bien? Puedes hablar o te mordiste la lengua al caer?

*/Claro que estoy bien y nos es gracias a ti por supuesto, asegurate de darle las gracias a la señorita lo mas pronto posible.

~~Si puedes hablar bien entonces me podrias decir a que pueblo crees que se dirija la caravana de aquella chica?

*/Por supuesto que se, se dirigia hacia el pueblo de Pezmoku, tal vez no hacia ahi especificamente pero tendran que pasar por ahi y.... que rayos! Acaso piensas seguirla para que esos guardias terminen el trabajo!

~~Bueno... tu sabes es como dicen, el corazon de un hombre pide cosas irracionales algunas veces, depende de sus amigos el volverlas realidad.

*/De que hablas, nadie dice eso!!! deja de inventar frases porque no pienso ir a que me maten.

~~Por favoooor, tal vez ella sea el amor de mi vida, ella me agrada yo le agrado y si logramos casarnos no tendriamos problemas economicos tambien pues parece tener mucho dinero, eso te convence para que lo intentemos?

*/Nop, valoro mi vida sobre cualquier fortuna o chica.

Entonces aquella chica se metio en la conversacion con car de tener mucho entuciasmo.

--No te preocupes Nickanorr! Yo te ayudare a que tengas un romantico encuentro con la chica de ojos rojos, me encargare de los guardias todo en nombre del amor!

Vaya discurso mas cursi y ademas no entiendo porque arriesgar la vida por el capricho de alguien a quien ni siquiera conoce, nosotros tampoco sabemos siquiera su nombre.

--Mi discurso no fue cursi Leroy, y si te sientes mas tranquilo me llamo Aliz, Aliz Carnegie, y mañana por la mañana Nickanorr tendra un encuentro con el amor de la vida, sera muy bueno ver su cara de felicidad.

~~Emmm, gracias? Y por cierto ya nos dijiste tu nombre pero aun asi..., quien eres?

--Solo una chica a la que le gusta ayudar a las personas en aprietos nada mas, jeje je, en serio lo soy, no tengo ningun motivo oculto para viajar con ustedes.

Como al final sabia que Nickanorr no iria si yo no iba decidi que tambien lo ayudaria en su locura, a pesar de haber dicho antes que valoraba mi vida sobre cualquier fortuna o chica, lo unico que tengo que hacer es sobrevivir supongo; y asi es como uno empieza..., comenzando con un viaje absurdo solo porque si y luego esto seguro lleva a muchos viajes absurdos mas, pero no importa, mientras me dirija al sur, todo estara bien...

FIN.

Ver perfil de usuario

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.